El secreto del teatro negro

Ilusión óptica
El teatro negro tiene su encanto único. Desde su inicio en la antigua China, su atracción mágica se ha basado en un misterio simple y oscuro – en la oscuridad misma.
Los actores están vestidos con trajes negros, con guantes negros y máscaras negras con solo agujeros para sus ojos. Estas “personas negras” son personajes invisibles para el espectador, pero permiten prácticamente todo el movimiento mágico en la escena.

Los cientos de metros de tela negra que se extienden detrás de cada figura negra, y la luz fluorescente que solo enfatiza los objetos pintados en color fluorescente, son los bloques de construcción de una ilusión óptica exitosa de una representación teatral de teatro negro.
Caja negra
Los hombres en negro en la escena ven todo, pero gracias a la oscuridad nadie les ve. Los actores mueven objetos pintados en color fluorescente para que parezcan flotar en el aire. Como resultado, una bailarína, pintada en color fluorescente, puede volar y flotar sobre el suelo, sostenida en el aire por un hombre vestido de negro – un actor que el público no ve.
Para el éxito de este hechizo, toda la sala del teatro debe estar completamente sumergida en la oscuridad y permanecer oscura durante la presentación. Escenario y auditorio en negro y oscuro, donde no puede penetrar la luz. Esta es la mágica “caja negra” que le dio su nombre al teatro negro.
El espectáculo WOW se basa en la magia de la oscuridad. Es un hechizo poderoso pero muy frágil: incluso un pequeño rayo de luz tiene el poder de revelar este secreto al instante.